Taller de Cata

Si bajamos en el ascensor panorámico hasta el sótano, llegamos al Taller de Cata de Sevigastrum, dipone de mesas monoposición abatibles e iluminación sin sombrascon luz tipo día, así como elementos enfriadores para el servicio de la cata.

La sala está dividida en cuatro zonas:

A Zona de lavado con lavacopas con osmotizador.

B Zona de almacenaje de copas, donde usamos cestas Fries, altamente efectivas en el lavado, contenedor ideal para la amplia colección de copas y decantadores.

C Zona de cata, verdadero espacio para el an‡lisis sensorial de los diferentes productos enogastronómicos, con especial énfasis en la cata ciega y con capacidad para 12-14 personas.

D La bodega de guarda, que alberga en nichos de piedra de borgoña una amplísima colección de vinos y destilados. La gestión de las numerosas referencias se lleva a cabo con un moderno software de bodega.